viernes, 20 de octubre de 2017

Por qué he tomado partido por los catalanes no nacionalistas y la legalidad española en Cataluña

No me considero nacionalista (los nacionalismos solo traen desgracias) y menos aún tradicionalista (la tradición me importa, literalmente, menos que un pimiento). El nacionalismo español ha sido una fuente de problemas, como se demostró durante toda la dictadura franquista; el tradicionalismo español lo mismo, como se demostró en el mismo periodo con la persecución de aquellos que, política o religiosamente, no deseaban defender esa tradición. Lo único que me importa, y cada vez más, son los derechos individuales aquí y ahora. Es por eso que quiero considerarme liberal. Sin duda mis ideas personales son conservadoras, porque creo que esa es la mejor forma para vivir, para mí, para mi familia y para la sociedad en general; pero creo que el liberalismo no nos incapacita para tener las ideas que creamos que son las mejores a nivel personal, familiar y de sociedad, sino que nos incapacita para querer imponérselas a los demás. En ese sentido nunca he tratado de imponer nada a nadie de ningún modo, ni tampoco he defendido ninguna imposición de ningún tipo. Unicamente defiendo mi derecho a expresar mis ideas (conservadoras normalmente) de forma pacífica, y allá cada cual si quiere escucharme o ignorarme.

Después del largo preámbulo he de decir que precisamente esa defensa de las libertades individuales es la principal base sobre la que decidí ponerme del lado de los no nacionalistas en Cataluña. Esas libertades individuales han venido siendo violentadas por largo tiempo, siendo su máxima expresión los días previos al referéndum del 1-O. Evidentemente lo anterior empeoraría (y mucho) en una Cataluña independiente.

También está el tema del cumplimiento de la legalidad. Entiendo que hay casos en que pueda ser justificable el incumplimiento de la legalidad, como cuando hablamos de leyes abusivas. Pero claramente no es el caso presente. La ley fundamental de España, la Constitución, fue votada y aprobada mayoritariamente no solo en el conjunto de España en general, sino en Cataluña muy en particular. Y sobre ella se fundamenta su actual Estatuto de Autonomía. Pues ambas leyes fundamentales de Cataluña, Constitución y Estatuto, han sido groseramente incumplidas por el independentismo para llegar a la actual situación.

A lo que hay que añadir lo que yo llamo "la ley del embudo". Los independentistas catalanes reclaman a gritos un "derecho a decidir" de Cataluña dentro de España, pero no están dispuestos a reconocer ese mismo "derecho a decidir" a entidades menores (barrios, ciudades, comarcas o, al menos, provincias) dentro de una Cataluña independiente. Y, claro, esa "ley del embudo", se fundamente en otra igual, por la cual para los independentistas catalanes el "pueblo español" no existe como tal (existe el Estado Español, que sería la suma de los pueblos dentro de él), pero si existe el "pueblo catalán", único, indivisible y sujeto activo de todas las decisiones.

Otra cuestión es la para mí muy importante de la verdad. Cuando desde el Poder se cae en la mentira se cae en la manipulación del individuo, al que se le prentende obligar a que tome decisiones basadas en que crea que existe una realidad que realmente no existe. Y esa mentira ha sido el arma favorita de los independentistas durante todo este intento de hacer una Cataluña independiente. Mentira tras mentira, a cada cual más descarada. ¿Cómo se puede apoyar una causa que basa su defensa en un cúmulo de falsedades? ¿Por qué una causa justa tendría que recurrir a la mentira?

Y finalmente tenemos la cuestión del estatismo, o sea, el tamaño del Estado y su carga sobre el individuo. Está claro que España es un país muy estatista. Pero, ¿la nueva Cataluña independiente lo sería más o menos? La pregunta no puede ser respondida con total seguridad, y tampoco podemos esperar a hacer el experimento para ver los resultados, ya que el experimento sería irreversible. Pero todo apunta a que esa futura Cataluña independiente sería mucho más estatista que la actual España. Tan solo hay que ver que los principales actores políticos muy probablemente serían ERC (un partido casi comunista) y la CUP (un partido comunista antisistema).

Resumiendo, y tomando como base ahora el punto de vista liberal generalizado de considerar el Estado como un ente opresor del individuo en mayor o menor medida, hay que llegar a la conclusión de que el Estado Español cae totalmente dentro de esa categoría, pero hay que afirmar con igual certeza que el pretendido Estado Catalán no caería en igual medida, sino que sería a todas luces mucho peor.

Como conclusión, tenemos que en realidad el presente independentismo catalán es un violador de las libertades individuales, incumplidor de la legalidad, practicante de "la ley del embudo", mentiroso, enormemente estatista y futuro gran opresor del individuo. Creo que razones más que suficientes para tomar partido por los catalanes no nacionalistas y la defensa de la legalidad española en Cataluña.

jueves, 19 de octubre de 2017

¿Quién forma parte del pueblo catalán según Carme Forcadell?

Al independentismo catalán se le ve el plumero, por más que lo intente ocultar. Dos breves apuntes en palabras literales de Carme Forcadell.

En primer lugar: "Nuestro adversario es... los partidos españoles en Cataluña, como Ciudadanos y el Partido Popular".

En segundo lugar: “El derecho a decidir o de autodeterminación es un derecho universal que tienen todos los pueblos... Nosotros entendemos que en Cataluña somos solo un pueblo".

Independientemente de la grosera "ley del embudo" (España debe respetar el "derecho a decidir" de Cataluña, pero una Cataluña independiente no lo tendría que hacer con entidades internas menores), nos enfrentamos a una cuestión de tal vez mayor calado, que es la pregunta de este texto. Y si sumamos las dos declaraciones de los dos tuits creo que esta clara. Para Carme Forcadell (y mucho me temo que para la mayoría de los independentistas catalanes) los votantes de Ciudadanos y del PP no forman parte de ese pueblo catalán.

Si tomamos como referencia los resultados de las últimas elecciones autonómicas catalanas, que el independentismo consideró como elecciones plebiscitarias, nos encontraríamos que, según esta teoría, el 26.39% de los votantes no formarían parte de ese "pueblo catalán" (C's y PP). Si quitamos esos números del Parlamento Catalán los resultados para el independentismo serían los siguientes, en porcentaje de votos: a favor, 68.82% (JxSÍ y CUP); en contra, 18.31% (PSC); no sabe o no contesta, 12.86% (CSQP).

¿Se entiende mejor ahora por qué se consideran con todo el derecho del mundo a proclamar la supuesta independencia de Cataluña según el supuesto mandato del supuesto pueblo catalán en las supuestas elecciones plebiscitarias y supuestamente confirmado en el supuesto referéndum de independencia?

C's ha perdido la vergüenza

Políticamente ayer como quien dice (creo que hace tres o cuatro meses) C's estaba empezando a coquetear en Cataluña con el nacionalismo no independentista, supongo que en un intento de crecer electoralmente por ese lado, tal vez al ver por aquel entonces que su espacio electoral de crecimiento estaba agotado y con el volumen dado no podrían llegar a ganar unas elecciones. Pero aquel coqueteo quedó, afortunamente (solo hace falta ver como ha acabado el PP de Cataluña por esa vía), en el olvido tras la brutalidad de las violaciones a la libertad individual de los no nacionalistas por parte de los independentistas a medida de crecía el desafío separatista.

A día de hoy C's se ha puesto a la cabeza de la defensa de los derechos individuales de los no nacionalistas en Cataluña, tanto a nivel de política nacional como en la autonomía, incluyendo, en solitario, el derecho a no ser discriminados por querer estudiar en español. No dudo de que lo está haciendo, además de por la mencionada defensa de los derechos individuales, por un legítimo cálculo electoral, al ver como ha crecido su intención de voto en todas las encuestas celebradas últimamente, llegando a adelantar a P's, algo impensable hace tan solo un mes; también sin duda al ver la gran cantidad de españoles, tanto dentro como fuera de Cataluña, que han perdido el miedo a manifestar que se consideran tales, algo que ya puede calificarse como un auténtico movimiento ciudadano, el cual posiblemente seguirá creciendo. Está claro que al frente de dicho movimiento no puede ni podrá estar el PP (por sus cálculos 60-40 en materia nacional española y nacionalista catalana), menos aún el PSOE (por sus cálculos 25-75 en la misma cuestión), y ya no hablemos de P's (¿1-99?), así que en C's están intentando ser ellos los que ocupen ese lugar (posiblemente estén en un 95-5). Ello le ha costado ya el ser tildado de ultraderecha por los grupos separatistas y de ultraizquierda (algo completamente estúpido cuando se ve el origen socialdemócratra y el presente centroliberal de C's).

Lo único que puedo decir es que me alegro al ver como un partido como Ciudadanos ha perdido la vergüenza de defender claramente y sin complejos los derechos individuales de los no nacionalistas en Cataluña y el cumplimiento de la legalidad española. Visto que el liberalismo español ni está ni, lo que es peor, se le espera como opción política real, lo único que me queda, como defensor de las libertades individuales, es seguir depositando, ahora con algunas reservas menos, mi esperanza en un partido como Ciudadanos.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Putin quiere romper Occidente

El sujeto se consiera una especie de zar. Y quiere restablecer la Gran Rusia. Pero como no puede hacerlo por las buenas, lo está intentando por las malas (desuniendo a su enemigo). Apoyó la elección de Trump porque le convenía, ya que piensan lo mismo respecto a Europa. Anteriormente ya había interferido en el Brexit, para que Gran Bretaña saliera de la Unión Europea. Y posteriormente apoyaría a Marine Le Pen en las elecciones presidenciales francesas. Después intentaría influenciar las elecciones en Alemania. Y su último intento de quebrar (aún más) la Unión Europea ha sido en el del desafío secesionista catalán.

En su día estuve a favor, con reservas, del Brexit. Hoy creo que fue un error. Ese Brexit, de confirmarse (aún hay mucho camino por recorrer), probablemente conllevaría que Escocia saliera de Gran Bretaña y es posible que también Irlanda del Norte. Es lo que quiere Putin, ir troceando la UE para influir todo lo que pueda sobre los pedazos (¿alguien duda de su influencia sobre una Cataluña independiente que quedaría fuera de la Unión Europea?). Me podrán decir que la Unión Europea baila al son que tocan Alemania y Francia. Es verdad. Pero prefiero que la música la marquen dos democracias consolidadas que una casi dictadura completamente corrupta como la rusa dirigida por un sujeto con delirios de grandeza como Putin. Y es que todo lo que le favorezca a este siniestro elemento es seguro que irá contra la causa de la Libertad.

"Ocho claves para entender cómo piensan las máquinas"

Por ahora... en el futuro, ¿quién sabe?

martes, 17 de octubre de 2017

Wi-Fi: problema y solución

Tu red WiFi ya no es segura
y
Qué debes hacer ahora para asegurar tu red WiFi

De Lamelas, Jordis y Traperos (actualizado)

La jueza Carmen Lamela mandó al talego a los Jordis por montarla parda, pero deja que Trapero se escape (por ahora y en parte) acusado de no hacer nada para que los otros la montaran parda. No lo comparto, pero bueno, algo es algo. Una de cal y otra de arena.

Como lo que leo de la jueza misma. Por un lado que es muy profesional, por otro que es progresista. Por un lado, que fue asesora de Zapatero en su negociación con ETA, por otro que vio terrorismo en el caso de la violencia contra la Guardia Civil en Alsasua.

Hay que recordar que lo que se está investigando judicialmente en este caso son exclusivamente los hechos de los días 20 y 21 de septiembre, en los que la Guardia Civil fue brutalmente asediada cuando actuaba contra los preparativos del referéndum de independencia y sus vehículos seriamente dañados, y ningún otro hecho, ni anterior ni posterior.

Por lo menos los Jordis no se van a ir de rositas en el asunto. Además de ser un aviso a navegantes de que instigar la violencia callejera no va a salir gratis (con toda seguridad volverán tiempos difíciles, puede que más incluso que los pasados, cuando se lleven a la práctica las medidas que el Gobierno dicte en la muy probable aplicación del artículo 155 de la Constitución).

Sobre Trapero, la verdad es que creo que su periplo judicial no ha hecho nada más que comenzar. Cuando se investigue la dejación de los Mossos el 1-O, así como la colaboración de ellos en la preparación del referéndum, probablemente tendrá que volver a declarar como imputado por un delito continuado de sedición. La historia continúa.

Actualización:
En El País: La Fiscalía estudia la forma de que Trapero ingrese en prisión.
Lo dicho, la historia sigue.

lunes, 16 de octubre de 2017

A este paso van a "resucitar" a la extrema derecha española

Lo de resucitar es un decir, porque la extrema derecha no muere, sino que se oculta en las cavernas a la espera de un momento propicio para salir. Y parece que ese momento se les está regalando, como demuestran los hechos en Valencia y en Barcelona. Tan solo tiene que explotar el sentimiento nacionalista español, a lo que podrían añadir el descontendo que evidentemente tiene que haber en una parte importante de la sociedad española con la inmigración ilegal y el islamismo galopante (fomentado incluso desde ciertos partidos de la izquierda que han tocado poder).

Si algo positivo había en la política española es que la extrema derecha era algo totalmente marginal. Pues bien, como están las cosas puede que los fanáticos de extrema derecha dejen de estar en esa marginalidad, lo que sería echar más gasolina a la situación incendiaria en que se encuentra en muchos aspectos la situación política y social en España.

Todas las encuestas dan clara mayoría absoluta a la suma de PP y Ciudadanos

Todas las encuestas a las que he tenido acceso, independientemente del sesgo ideológico del medio, dan una clara mayoría absoluta a la suma de diputados del PP y de Ciudadanos de celebrarse elecciones generales en este momento. Vamos con los datos: El Diario, 181; ABC, 183; La Razón, 181; El Confidencial, 47.4%. Así están las cosas. Habrá que esperar para ver que nos dicen las de El País y El Mundo.

Mi valoración, a bote pronto, es que Rajoy dispone de una oportunidad de oro para dar estabilidad al gobierno (y de paso seguir en la poltrona presidencial). A poco que el desafío catalán se consiga meter un poco en vereda, y aprovechando cualquier excusa (por ejemplo, la de que no le dejan aprobar los Presupuestos, o cualquier otra), puede convocar elecciones anticipadas. Curiosamente, bajaría en apoyo el PP, pero obtendría muchísima mas estabilidad gubernamental si consiguiese un gobierno de coalición con Ciudadanos. Increíble, pero cierto. Algo así solo le puede pasar a Rajoy.

¿No entendéis que es la hora del liberalismo, leñe?

El sistema partidocrático español está en crisis, como se vio en las dos últimas elecciones generales. La misma España está en crisis, como se está viendo con el desafío independentista catalán. Por no hablar de asuntos que ve todo el mundo, como la corrupción a espuertas, el gran tamaño del Estado o los impuestos desmedidos. Con este panorama hay una gran demanda de respuesta liberal en los votantes, que quieren más separación de poderes, más control de los miembros de los poderes ejecutivos (ayuntamientos, comunidades autónomas, gobierno central) y menos impuestos.

Pero en este mercado democrático (por llamarlo así) en el que hay demanda de liberalismo lo que no hay, curiosamente, es oferta del mismo. Porque lo que no se ve es una repuesta liberal por ninguna parte. O, mejor dicho, una respuesta liberal que llegue a los votantes, que es al fin y al cabo lo que importa. Porque respuestas liberales las tenemos como setas. Hablando del desafío independentista catalán, por ejemplo, las tenemos pro-independentismo,
anti-independentismo y en el medio una amplia gama de grises de todas las tonalidades. Y en otros temas, pues igual, cada cual con su verdad liberal, única y exclusiva. Y claro, así no hay manera de que alguien se tome en serio el liberalismo español. Si es que llega a leer las propuestas, que está por verse, ya que normalmente aparecen en medios que son leídos únicamente por liberales.

La actual es sin duda la oportunidad de oro para el liberalismo español. No ha habido otra antes y, una vez que se cierre la ocasión, no la volverá a haber probablemente en décadas. Hay demanda de liberalismo en la sociedad española, y también hay mimbres liberales suficientes para ofrecer esa oferta liberal en condiciones. Para ello es necesario que, a la mayor brevedad posible, se articule una unión de partidos y movimientos liberales, probablemente en forma de coalición, cuyos integrantes se pongan de acuerdo en alrededor de una decena de puntos básicos, para poder darse a conocer y presentarse a las próximas elecciones con ciertas garantias de obtener al menos un diputado, y a partir de ahí empezar a trabajar.

Repito, es la hora del liberalismo en España. Y, repito también, cuando esta hora pase no creo que vaya a aparecer otra en mucho tiempo.

domingo, 15 de octubre de 2017

"Sobre la declaración de algunos representantes de Cataluña"

Por Francisco Capella en el IJM. Realmente muy bueno.

"Islandia sabe cómo acabar con las drogas entre adolescentes"

Interesante artículo en El País. Mirándolo así tal vez fue lo que me pasó a mí, que me volví adicto al ajedrez, al tenis y al ping-pong, y por eso nunca tuve tiempo de pensar en otras drogas menos saludables.

sábado, 14 de octubre de 2017

"El Estado de Israel, una perspectiva libertaria"

Por Abie Grynspan en el Instituto Mises. Realmente buenísimo, especialmente en esa argumentación "Anti-Estado o Pro-Libertad". No digo más. Hay que leerlo.

Por qué Europa no apoyará nunca jamás la secesión de Cataluña (actualizado)

Aquí os dejo unos mapas que creo que lo demuestran.



No creo yo que le interese mucho a la UE una Cataluña independiente.

Actualización:
En El Periódico (que sí, que sí, que es en El Periódico, de verdad): Juncker: "No quiero una Unión Europea de 98 estados".
Unos parrafitos de nada:
“Si dejamos –aunque esto no nos corresponde a nosotros- que Catalunya se separe, otros harían lo mismo. No me gustaría”.
“No me gustaría tener una Unión Europea que en 15 años se trasformara en una Unión Europea de 98 países. Ya es difícil con 28, con 27 no será más fácil, pero con 98 imagino que sería imposible. Hay que hacer un llamamiento al sentido de la responsabilidad de todos los actores”. “Hemos recibido peticiones de todas partes del mundo diciendo que Juncker debería mediar. No debe hacerlo. Si la Comisión, el presidente (Donald) Tusk, o el Consejo Europeo, fueran en esa dirección, cuando solo una parte lo pide, crearíamos más caos en la UE y por eso no podemos ni debemos hacerlo”. ¿Seguirán Puigdemont y Cia. diciendo que una Cataluña indepedendiente estaría dentro de la Unión Europea? ¿Alguien les creerá? Pues posiblemente la respuesta a las dos preguntas sea afirmativa.

viernes, 13 de octubre de 2017

"Che Guevara, la "fría máquina de matar" que odiaba a negros y homosexuales"

Por Daniel Rodríguez Herrera en LD hace cuatro días.

"Los adolescentes y el sexo"

Por Ana del Barrio en El Mundo.

"Con tan sólo 13 años, la niña ya se había acostado con dos chicos y estaba a punto de hacerlo con un tercero."

"En el colegio sólo estudian los órganos sexuales y la reproducción, pero no escuchan ni una palabra sobre la afectividad o las consecuencias de tener relaciones sin precaución."

"Los chicos están copiando los modelos pornográficos que ven en Internet. No hay nadie que les esté dando una visión humanista de la sexualidad porque no invertimos en educación en valores."

Son solamente tres puntos que destaco de todo el artículo. Y lo que te rondaré, morena. Porque, claro, los que venimos avisando de estas cosas desde hace años estabamos equivocados, seguimos equivocados y continuaremos equivocados. Por más que la realidad, terca ella, nos siga dando la razón en forma de consecuencias. Y, repito, lo que te rondaré, morena.

jueves, 12 de octubre de 2017

"12 de octubre: 12 falsos mitos sobre el descubrimiento de América"

En El Mundo.

¿Querías diálogo? ¡Pues toma diálogo!

Pero en to los morros. Esa parece haber sido la actitud de Rajoy apoyado por Sánchez hacia Puigdemont, abriendo el diálogo a través de los cauces que ofrece el Estado de Derecho en España para que el Gran Amado Líder Secesionista entre en razón (cosa complicada) o entre en la cárcel (cosa más probable).

Tengo que reconocer que me equivoqué ayer en mi previsión sobre Pedro Sánchez. Parece que la movilización ciudadana no nacionalista le ha dado un empujón hacia la cordura. Ahora falta por ver cuales son los términos de la reforma de la Constitución. Pero bueno, tiempo habrá para comentar ese tema.

Por lo demás, solamente nos queda saber que pasará a partir del jueves de la semana que viene, que es cuando, en la práctica, se empezará a activar el artículo 155 de la Constitución. Porque lo que está claro es que Puigdemont de la burra no se va a apear.

En cuanto a mi opinión personal, tengo que reconocer que es la primera vez que veo algo positivo en el Gobierno (y en el PSOE) respecto al desafío independentista. Tarde, porque había que haberlo hecho tras la aprobación de las leyes de Referéndum y de Transitoriedad por el Parlamento de Cataluña, pero, como dice el dicho, más vale tarde que nunca. Y lo anterior lo digo con todas las reservas, porque queda por verse cuales van a ser los términos de la aplicación del mentado artículo. Y es que esto no ha hecho nada más que empezar, y el camino para que toda esta enrevesada situación del desafío independentista de Cataluña vuelva a la legalidad va a ser sin la menor duda largo y duro.

Ya lo dijo una maldición china: ojalá te toque vivir tiempos interesantes.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Lo leo y no lo creo

Libertad provisional para el chófer del camión que provocó el accidente en la A-7, en el que fallecieron cinco personas y otras diez resultaron heridas, y dio positivo en drogas.

Aquí, en Estados Unidos, este sujeto sería probablemente condenado a cadena perpétua... como debe ser. Y, bueno, lo de la libertad provisional, ni en sueños, claro. Debe ser que llevo demasiado tiempo viviendo en Estados Unidos, pero que un sujeto que conduce un camión (¡un camión!) bajo el efecto de las drogas y provoca cinco muertos y diez heridos quede libre hasta que sea juzgado, quién sabe cuando, me parece, lo dicho, increíble.

Esto se pone cada vez más feo

La media declaración de indepedencia de Puigdemont tiene mucho más veneno que una declaración total, por lo que es mucho más peligrosa. Lo único que pretende, inteligentísimamente, sin renunciar a la largamente anunciada independencia proclamada ayer de forma teóricamente light, es quebrar el apoyo que Rajoy había conseguido de Sánchez. Si Puigdemont hubiera proclamado la independencia de forma absoluta, estaba claro que el camino era, como mínimo, la aplicación del artículo 155 de la Constitución y su detención e ingreso en prisión, todo ello en el plazo aproximado de una semana y con el apoyo del socialista.

Pero el intento ahora es que Pedro Sánchez apoye la vía del diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, lo cual sería una terrible trampa saducea para Rajoy. Si dialoga, malo, porque implicaría el reconocimiento implícito de una Cataluña independiente. Y si no dialoga, malo también, porque quedaría pendiente de la espada de Damocles de una moción de censura para derribarle y sustituirle por alguien que efectivamente practicara el diálogo, o sea, Pedro Sánchez. Está claro que esos son los planes de Puigdemont y los separatistas catalanes, obligar al actual Gobierno de España a negociar o cambiarlo por otro que negocie. Tontos no son, desde luego.

¿Qué va a pasar ahora? Pues la verdad es que no tengo ni idea. Lo que sí sé es que Rajoy lo tiene crudo. Si va a por todas contra Puigdemont sin Sánchez, malo. Y si negocia con él con el apoyo del socialista, peor. La solución evidentemente sería que Rajoy dejara caer todo el peso del Estado sobre Puigdemont con el apoyo de Sánchez. ¿Sucederá eso? Ojalá, pero, conociendo lo que le gusta a Sánchez la equidistancia y lo que le disgusta a Rajoy asumir responsabilidades en solitario en este tema, me temo que no. Vamos a ver como se resuelve este lío, que cada vez es mayor.