jueves, 18 de mayo de 2017

Ahora sí empiezan a pintar bastos para Trump

El nombramiento de un fiscal especial independiente para que investigue la "conexión rusa" de Trump y su gente es sin la menor duda la peor noticia para el inquilino de la Casa Blanca. Las dudas han sido demasiadas y al Departamento de Justicia no le ha quedado más remedio que tomar esta medida. El encargado será Robert Mueller, un antiguo director del FBI y hombre respetado tanto por republicanos como por demócratas. La fama que tienen los fiscales especiales es de ser totalmente implacables. Así que, aunque ya viene la cosa de lejos, la historia no ha hecho nada más que empezar, y sabemos como está comenzando, pero ignoramos el final. Sea como fuere, nadie puede decir que no es interesante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario