miércoles, 3 de mayo de 2017

La mafia de los taxistas

Estoy seguro de que hay taxistas honrados, pero como colectivo se están comportando como una auténtica organización mafiosa. Primero fue en Madrid contra Uber (no tengo enlace, cito de memoria) y ahora ha sido la barbaridad contra Cabify en Sevilla que pudo llegar a costar vidas. Y probablemente haya más casos en otras ciudades españolas.

Y todo porque no tienen ni puñetera idea de lo que es una palabra: libertad. Y claro, todo hay que decirlo, tampoco hay un Gobierno (municipal, autonómico, nacional o de donde sea) que enseñe lo que es esa palabra; y al que no quiera aprenderlo que le ponga en su justo sitio: la cárcel.

Lo que no entiendo es como el ciudadano común y corriente se queda quieto y callado ante estos abusos, que al final quien los paga es él, porque a falta de competencia los precios se elevan, como es evidente. Supongo que es la resignación española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario